Auxiliar de enfermería y enfermera: ¿cuáles son las diferencias?

Hay dos profesiones que se desarrollan en el Área de Salud cuyas diferencias no están del todo claras para muchas personas. Hablamos de la figura del Auxiliar de enfermería y el enfermero o enfermera, que tienen algunas diferencias importantes, pero también muchos puntos en común.

Aunque ambas profesiones estén muy relacionadas, las funciones de una y de otra no son las mismas. A grandes rasgos, los auxiliares se deben encargar de ayudar a los enfermeros en el desempeño de sus tareas, es decir, trabajan en equipo para el bienestar y la salud del paciente.

Funciones de un auxiliar de enfermería

El auxiliar de enfermería se encarga principalmente de los cuidados auxiliares del paciente y depende directamente del enfermero o enfermera que se encuentre al cargo. Algunas de sus funciones principales son las siguientes:

  • Preparación de camillas o camas para los pacientes que acuden al centro de salud.
  • Recopilación de datos personales de los pacientes.
  • Reparto de las comidas diarias en centros hospitalarios.
  • Ayuda en el reparto de medicamentos orales, bajo la supervisión del enfermero o enfermera.
  • Toma de temperatura de los enfermos.
  • Recogida de muestras para su posterior remisión a Laboratorio y Microbiología.
  • Soporte a los servicios de lavandería (clasificación de lencería, preparación, etc.).
  • Organización y limpieza del material instrumental utilizado para intervenciones quirúrgicas.

diferencias entre auxiliar de enfermería y enfermera

Funciones de un enfermero o enfermera

Si los auxiliares trabajan bajo a supervisión de los enfermeros, estos lo hacen supervisados por el médico. Estas son algunas de las principales funciones.

  • Administrar medicación vía oral, intramuscular, subcutánea o rectal.
  • Observación de la evolución del estado de saludo del paciente y comunicar los cambios al médico.
  • Preparación de los pacientes antes de una intervención quirúrgica.
  • Colocación de vendajes y apósitos, y realización de curas.
  • Dar información e instrucciones al paciente sobre el tratamiento prescrito y otras recomendaciones sanitarias.
  • Realización de cuestionarios médicos y registro de historia clínica del paciente.
  • Supervisión del material quirúrgico antes de cada intervención.

Formación necesaria

Para poder realizar el Grado de Enfermería es obligatorio haber superado la prueba de selectividad o bien haber cursado un Ciclo Formativo de Grado Superior de la rama de sanidad. La duración de este grado es de cuatro años, y tras finalizar estos estudios se puede ampliar la formación con algún posgrado o máster para alguna especialización, y que puede durar entre uno y tres años.

Para formarse como Auxiliar de enfermería, hay que realizar un Ciclo Formativo de Grado Medio de Cuidados Auxiliares de Enfermería. El acceso a ese curso se hace mediante una prueba de acceso específica, o bien se accede directamente si se cuenta con un título de ESO, BUP, FP, o un nivel académico superior, o bien con una prueba de acceso a la Universidad para mayores de 25 años o un título de Técnico o de Auxiliar. El Ciclo Formativo para auxiliar de enfermería tiene una duración de dos años, e incluye un periodo de prácticas en centros de trabajo.

Salidas profesionales de enfermeros y auxiliares de enfermería

Las profesiones del sector salud tienen varias salidas, en ámbito público mediante contrato o a través de oposiciones, o bien en el privado, en clínicas u hospitales privados.

  • Oposiciones. En ambos casos, existe una salida muy interesante en hospitales de ámbito público, con oposiciones específicas para enfermería por para auxiliar de enfermería. Las pruebas se engloban dentro de la OPE sanitaria, por lo que los exámenes para una plaza pública se hacen a nivel nacional.
  • Centros privados y particulares. Por otro lado, tanto enfermeros como auxiliares pueden acceder a centros médicos de carácter privado, sean clínicas más pequeñas u hospitales. Los profesionales de enfermería pueden estar al cargo del paciente, o trabajar como asistente de los médicos para el diagnóstico y el tratamiento. También pueden ser contratados para asistir a enfermos a domicilios particulares.

¿Cuáles son los salarios?

El salario neto de un auxiliar de enfermería es de unos 1.100€, a lo que se pueden sumar algunas retribuciones complementarias, dependiendo de su puesto, la responsabilidad del mismo y la dificultad de su trabajo. Las plazas en consultas externas son las mejor retribuidas.

En el caso de un enfermero o enfermera el salario base es de unos 1.200€. Una enfermera en atención especializada puede percibir alrededor de 1.400€, una matrona cobra sobre 1.500€ y los coordinadores y supervisores, pueden tener un sueldo de 1.600€. Además, existen complementos de turnicidad, muy frecuentes en la profesión y las retribuciones por productividad o por atención continuada.

Ambas profesiones son muy necesarias, y tanto unos como otro deben trabajar en equipo junto a médico para poder ayudar a los pacientes a recuperar la salud.